Saltar al contenido

Accidente cerebrovascular (ACV)

actividad física adaptada ACV ictus

Es muy importante que te sigas moviendo en la medida que puedas tras sufrir un ictus. Si lo haces, tu calidad de vida mejorará. Te vamos a enseñar la mejor manera de hacer ejercicio y avanzar día a día para moverte mejor. ¡Dale caña!

Actividad física para personas con ACV

A consecuencia de un accidente cerebrovascular (ya sea isquémico o hemorrágico) verás modificada tu condición física. Las consecuencias principales de la pérdida de condición física en tu caso podrán ser:

  • Aumento de las enfermedades cardiovasculares
  • Reducción del VO2 máx (consumo máximo de oxígeno)
  • Mayor índice de mortalidad
  • Mayor índice de caídas
  • Más lesiones de hombro, rodilla y cadera
  • Más problemas de desviaciones de columna y dolores de espalda
  • Mayor dependencia funcional
  • Aumento del aislamiento social
  • Menor calidad de vida

¿Qué cualidades físicas debo entrenar si he tenido un ictus?

Debes tener cuenta que, problemente, tengas un lado de tu cuerpo que ha perdido movilidad y fuerza, por tanto, te costará más moverte y repercutirá en tu actividad del día a día.

Aunque el gasto energético puede llegar a duplicarse mientras caminas («te cuesta» más del doble caminar de lo que lo hacías antes), la literatura nos dice que…

Las personas con ACV caminan hasta un 80% menos que la media. Esto contribuye a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y a recaer en otro ACV.

Furie, KL. 2011 https://www.elsevier.es/index.php?p=revista&pRevista=pdf-simple&pii=S1853002817300976

Por lo tanto, es muy importante trabajar el sistema cardivascular. Tendrás que tener en cuenta:

  • Tipo de ejercicio: ¿Qué es mejor? ¿Caminar, nadar, trabajo de ergómetro? ¿Cuál es el mejor para ti? Dependerá mucho de la afectación ya que no podrás usar con intensidad todos los materiales para entrenamiento. Así que te ayudaremos a que lo elijas bien.
  • Tiempo e intensidad. La intensidad es clave para que obtengas mejoras en tu sistema cardiovascular ¿Te suena el HIIT?. Te lo explicamos más adelante.

Además del trabajo de resistencia, no debes olvidarte de trabajar la estabilidad central (que será clave en la marcha), la fuerza y todo el trabajo compensatorio del miembro o de los miembros afectados.

Los mejores ejercicios tras sufrir un accidente cerebrovascular

Hay cuatro áreas que debes trabajar y en las que debes incidir.

1. Ejercicios para la mejora del sistema cardiovascular para ictus

¿Qué ejercicio me beneficia más? ¿Qué ergómetro debo utilizar?

Si puedes caminar, camina. Si antes de la lesión realizabas natación y te iba bien, puedes seguir nadando (ten en cuenta que no debes olvidarte de la fuerza). Si tienes afectado un brazo, quizá te convenga hacer bicicleta para trabajar tu sistema cardiovascular, aunque utilices la bicicleta de manos o el remo para ganar fuerza y movilidad. La finalidad, dependiendo del grado de afectación, será diferente.

¿Por qué te digo esto? Porque la intesidad es la CLAVE.

El trabajo que realices de media intensidad se relaciona con mejoras de fuerza y reducción de la espasticidad. Pero, debes de saber que, es el entrenamiento de alta intensidad el que se ha manifestado como más efectivo para la mejora cardiovascular (tanto en relación al músculo esquelético como cardíaco).

Con el ejercicio de alta intensidad, también hay evidencia de la mejora en las tareas cognitivas a la hora, 24h y hasta 7 días!!! (CITA)

También deberás tener en cuenta si monitorizas tu FC que ésta tendrá un comportamiento lineal, pero más bajo que en una persona sin ictus. Así que no compares con la que tenías antes de tener un accidente cerebrovascular.

Del mismo modo, tu consumo de oxígeno rondará los 12-17 ml/kg/min, en comparación a los 25-30 de una persona sana.

2. Ejercicios para la estabilidad central (core) en ACV

La estabilidad central es una habilidad, no depende de los músculos en concreto que trabajemos, si no de que lo hagan de manera sincrónica y cuando lo necesitamos. Entonces, no hablaremos del recto del abdomen y de los oblicuos, o el transverso y los multífidos. Lo trataremos como un todo, en el que trabajan de manera global, integrada y nos aportan estabilidad.

El principal motivo para trabajar la estabilidad central es para reducir las caídas y el miedo a tenerlas.

El entrenamiento de estabilidad del tronco tiene efectos beneficiosos sobre el equilibrio de pie y la movilidad de las personas que han sufrido un ACV

K. Michael et al. 2009 https://apps.webofknowledge.com/full_record.doproduct=UA&search_mode=AdvancedSearch&qid=34&SID=E1keahK9RlqrfHegJZM&page=1&doc=10&cacheurlFromRightClick=no

¿Cómo puedes trabajar tu core si tienes una hemiplejia?

Dependiendo de estabilidad que tengas, deberás hacer pequeñas modificaciones en el ejercicio, pero la base de los ejercicios siempre será la misma.

Como norma general debes integrar los movimientos de flexión y extensión, las inclinaciones laterales y las rotaciones. También puedes empezar con los «antimovimientos» (los ejercicios isométricos) en los que evitarás la flexión, la extensión o cualquiera de los movimientos en uno de los planos que hemos citado anteriormente. Piensa que tienes una variedad tremenda de ejercicios , ya que hay material de todo tipo que te facilitará este entrenamiento de la zona media del tronco.

MUY IMPORTANTE
Siempre que puedas, realiza los ejercicios de pie y ejercita la musculatura de tu glúteo. Cuanta más variedad tengas, mucho mejor para tu estabilidad.
Si tienes que elegir, evita las típicas planchas, ya que necesitas estabilidad de pie, no en posición horizontal

3. Ejercicios de fuerza para ictus

Si te preguntas por qué debes mejorar tu fuerza si has sufrido un ACV, estás en el sitio correcto. Te voy a dar la respuesta.

La fuerza está relacionada con la calidad de vida, y no sólo eso, si no con la esperanza de vida. Si eres más fuerte…vivirás más. ¡Lo dice la ciencia!

El hecho de haber padecido cualquier lesión (en tu caso, cerebrovascular) hace que hayas pasado más o menos tiempo inmóvil.

¿Sabes cuánto tiempo tarda el músculo en perder la fuerza que has ganado y mantenido toda la vida? Muy, muy poco tiempo tardarás en perder la musculatura (con estar 3-4 días en cama ya notarías mucha diferencia en el volumen de tus músculos). Cuanto más, si ahora ya no tienes la misma movilidad en alguno de los lados de tu cuerpo. ¡Ponte manos a la obra para recuperarla lo antes posible! El hecho de comenzar cuanto antes a hacer ejercicio físico  (además de la ingesta de calcio) tras la lesión, hace que se frene la pérdida de densidad mineral ósea que se genera.

3. Ejercicios compensatorios para personas con hemiplejia

De manera general, hablaremos en este caso de trabajo de movilidad, fuerza y liberación miofascial.
Todo dependerá de la realidad en la que estés. Vamos a concretar más, teniendo en cuenta si la movilidad está afectada en el miembro superior o inferior.

Miembro superior hemipléjico

En este caso, debemos intentar movilizar y ganar rango articular. Para ello realizaremos ejercicios de movilidad pasiva y miofascial en el lado afectado. De la misma forma, toda la musculatura hipertónica deberemos relajarla aprendiendo a trabajar sobre los puntos gatillo y otras formas de liberación (Bíceps, músculos del antebrazo y de la mano)
Una vez se haya movilizado y liberado todo lo que nos restringe el movimiento … viene la segunda parte: POTENCIAR.

Toca darle caña a toda la musculatura hipotónica. Esta musculatura ‘dormida’ se despertará, sobre todo, con ayuda de la electroestimulación.


Miembro inferior hemipléjico


Quizá tu pie está en flexión plantar y eversión debido al acortamiento bestial del tríceps sural y tibial posterior (pie equino-varo).

¿Cómo le podemos ayudar? Por un lado, habrá que flexibilizar y ganar rango articular con ejercicios de liberación miofascial y movilidad (voluntaria o pasiva). Además, relajaremos los músculos más tensos: tríceps sural y fascia plantar. Por último, ya sabes, toca trabajar toda esa musculatura que está sin tono y hace que no seas capaz de levantar bien el pie del suelo. Para ello, debes trabajar sobre todo tibial anterior y peroneos, con ayuda de un electroestimulador muscular.

¿Qué tipos de ictus existen?

  • Infarto cerebral. Se produce una disminución del riego sanguíneo en una parte del cerebro, ocasionada por una obstrucción del flujo sanguíneo de una arteria (trombosis, embolia). Tres cuartas partes de todos los ictus son de este tipo (infartos cerebrales).
  • Hemorragia o derrame cerebral. Es el caso contrario. Está provocado por la rotura de una arteria, lo que ocasiona una «inundación» de una zona del cerebro.

La isquemia puede tardar varias horas en desarrollarse. ese tiempo es clave para poder evitar o minimizar el daño cerebral al máximo. Es el periodo llamado ventana terapéutica. Actuar lo más pronto que puedas, ayudará minimizar las afectaciones.

¿Cuáles son los síntomas de un ictus?

Aunque hay más, los más comunes, son los siguientes.

MUY IMPORTANTE
Pérdida de fuerza en una mitad del cuerpo (cara, brazo y pierna del mismo lado)
Dificultad en el habla
Pérdida de sensibilidad u hormigueo en la mitad del cuerpo
Pérdida súbita de visión en un ojo
Dolor de cabeza muy intenso distinto al habitual

¿Cuáles son los riesgos de padecer un accidente cerebrovascular?

Ya sabes que llevar una vida sana reduce el riesgo de tener un accidente cerebrovascular y eso incluye la actividad física o el deporte una correcta nutrición.

Hay ciertos factores de riesgos que facilitan que puedas tener un ictus y como ves, muchos de ellos los reducirás si llevas a cabo una actividad física regular y pautada por un profesional del entrenamiento.

  • Hipertensión arterial
  • Enfermedades acrdiovasculares
  • Diabetes mellitus
  • Colesterol elevado
  • Consumo de alcohol, tabaco,. droga (anfetaminas, cocaína,…)
  • Sedentarismo
  • Obesidad

¿Cómo se puede prevenir un ictus?

Ya te hemos dicho hay muchos factores de riesgo que puedes controlar a través de la actividad física y el deporte y una correcta alimentación. Va a ser clave que practiques actividad física adecuada a reducir estos factores de riesgo, Por tanto asesórate en un profesional del entrenamiento deportivo, no de rehabilitación, ya que lo que debes hacer es un entrenamiento específico para ello.

De todas maneras, hay factores de riesgo sobre los que no podrás actuar, ya que no son variables. A continuación te lo explico.

Factores de riesgo modificables

hay algunos de ellos sobre los que puedes…y debes actuar. deberás hacer cambios de hábitos, de estilo de vida, pero vale la pena. Aquí te dejo el listado.

  • Alcohol. Tomar bebidas con alta graduación de alcohólica es perjudicial y, según la dosis que tomes a lo largo de tu vida variará su efecto sobre el ictus. El consumo elevado de bebidas alcohólicas está vinculado con mayor riesgo de padecer un accidente cerebrovascular.
  • Colesterol. Si tienes un exceso de colesterol en sangre, es posible que se deposite en las paredes arteriales, formando placas de ateroma, que pueden acabar desencadenando la aparición de patologías cardiovasculares, entre ellas, el ictus o infarto cerebral.
  • Diabetes. Esta enfermedad multiplica el riesgo de padecer un ictus entre 2 y 4 veces, principalmente la diabetes tipo 2. No sólo eso si no que la intolerancia a la glucosa o resistencia a la insulina elevan el riesgo de enfermedad arterioesclerótica de los vasos sanguíneos. El grado de resistencia a la insulina está relacionado directamente con un incremento de ictus. Tanto en la diabetes como en estos casos, afecta más a las mujeres que a los hombres.
  • Hipertensión. Un incremento en la tensión arterial provoca que las arterias se endurezca, aumentando su grosor. Todo ello, dificulta el paso de la sangre y el riesgo de rotura. Otro motivo más que facilita que se puedan producir las hemorragias cerebrales.
  • Obesidad. Está demostrado que la obesidad aumenta el riesgo de sufrir un ictus entre 1,4 y 2,5 veces. Y por cada punto de incremento del índice de masa corporal (IMC) este riesgo se ve incrementado de igual manera.
  • Sedentarismo. Por mucho que quieras corregir tu sedentarismo con mucha actividad física…puede ser que sea tarde. Por tanto, debes tratar de llevar una vida activa siempre. Un estudio estadounidense demuestra que un tiempo prolongado de inactividad física afecta negativamente a la salud del corazón y los vasos sanguíneos, independientemente del ejercicio que se haga luego. El sedentarismo eleva el riesgo de arterioesclerosis e hipertensión, ambas muy vinculadas al ictus.
  • Tabaquismo. El número de cigarrillos fumados se relaciona directamente con el riesgo de padecer ictus. Las personas que fuman más de 20 cigarrillos al día tienen el mayor incremento del riesgo de padecer un accidente cerebrovascular. hay numerosos estudios que señalan como responsables a la nicotina, los gases oxidantes y el monóxido de carbono que componen el tabaco.

Factores de riesgo NO modificables

No puedes actuar sobre todos los factores, como puede ser la edad. A medida que cumples años, las posibilidades de tener un evento cerebrovascular isquémico o hemorrágico. A partir de los 55 años, cada década que cumples, se dobla el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

Según de que etnia seas existen más o menos posibilidades de sufrir ictus. Las personas afroamericanas y aquellas de origen latinoamericano tienen más incidencia y mortalidad por ictus frente a otras poblaciones, como la población blanca. Todavía no se sabe si estas divergencias se deben a cuestiones genéticas, del medio ambiente o una mezcla de ambas.

La genética también parece jugar un papel en el desarrollo de un ictus. de hecho, hay un porcentaje del 35, que se achacan a los factores genéticos, cuyas causas son desconocidas. No obstante, este punto permanece todavía algo oscuro tanto en la investigación del ictus como en la práctica clínica.

Summary
✅ Ejercicios para ICTUS - Deporte y Accidente Cerebrovascular
Article Name
✅ Ejercicios para ICTUS - Deporte y Accidente Cerebrovascular
Description
-----Los Mejores Ejercicios en caso de ICTUS ❤️ Cuida tu Corazón -La actividad física reduce el Riesgo de tener un Accidente Cerebrovascular.
Publisher Name
deporteadaptado.info
Publisher Logo